Cuando estas buscando durante mucho tiempo un embarazo sin resultados es tiempo de que evalúes asistir a un especialista en fertilidad para iniciar un chequeo y posterior tratamiento para lograr el tan deseado embarazo.

Es importante que asistas a la cita con el especialista acompañada de tu pareja ya que el problema de fertilidad puede radicar en uno de los dos o incluso en ambos.

Una vez realizada la evaluación el especialista optara por determinar cual es el problema de fertilidad y por consiguiente cual es el tratamiento de fertilidad adecuado, cabe señalar que cuando la futura madre ya esta cerca de los 40 años es muy probable que el especialista opte por una fertilización in vitro, no te asustes pues es un procedimiento un poco tedioso pero cabe resaltar que suele generar resultados positivos.

Ahora bien la Fecundación In Vitro es una técnica de reproducción asistida que consiste en la unión del óvulo con el espermatozoide en un laboratorio, con el fin de obtener embriones disponibles para transferir al útero materno y luego continuar con el proceso del embarazo. Al ser transferidos los embriones ya están fecundados por lo que se requiere de muchos cuidados los primeros meses, luego de la transferencia, para que los embriones pasen a la etapa de feto dentro del útero y se logre el sueño de tener un bebé.

Lo mas recomendable es actuar a tiempo pues con la orientación y tratamiento adecuado el poder ser mamá ya no es imposible.